un espazo para o estudo da conduta dramática / da pedagoxía teatral

teatro e educación, expresión dramática, expresión teatral, conduta dramática, xogo dramático, xogo de roles, pedagoxía teatral, pedagoxía do teatro..., puro teatro


sábado, 15 de diciembre de 2018



Manifiesto 14 de diciembre. ¡Universidad ya!


En enero de 2012 una afortunada sentencia del Tribunal Supremo mostraba con precisión y rigor la inconsistente ordenación de las enseñanzas artísticas superiores en el sistema educativo español. La retirada de la denominación de “grado” para sus titulaciones, devolvía tales enseñanzas, y los centros que las imparten, a su verdadero espacio: la educación secundaria. Bien es cierto que a modo de compensación se ha reconocido la “equivalencia” de las titulaciones, lo que genera una incertidumbre que rechazamos.

Frente a lo que proponía la Ley General de Educación de 1970, que permitió la incorporación a la universidad de numerosas titulaciones superiores, de las Bellas Artes a la Marina Civil, la norma educativa posterior ha potenciado una creciente segregación de las enseñanzas artísticas superiores respecto de la educación universitaria. Eso afecta de forma grave a los derechos y deberes del alumnado, a la posibilidad de organizar estudios de postgrado, al desarrollo de los centros como espacios de investigación aplicada, a la carrera docente e investigadora del profesorado o a los programas de movilidad e intercambio científico. Más aún, esta segregación acaba teniendo transcendencia en el desarrollo y legitimación de aquellas profesiones en las que la titulación tiene carácter habilitante, seriamente afectadas por la existencia de duplicidades en los títulos, como ocurre en Conservación y Restauración de Bienes Culturales o en Diseño. 



Tal situación se complica aún más si consideramos que en los últimos años ha crecido de forma exponencial la oferta de centros privados que, amparados en convenios de adscripción con la universidad pública, ofrecen grados y posgrados en enseñanzas artísticas en todas sus especialidades. Todo ello genera una discriminación negativa del alumnado de la educación pública, de los centros y de su oferta educativa, así como en sus posibilidades de desarrollo institucional o de competir en igualdad de condiciones y oportunidades.

Contrariamente a lo que ocurre en todo el mundo, en el que las enseñanzas artísticas superiores son plenamente universitarias, en España se ha optado por una vía que ni se armoniza con la convergencia europea ni con las exigencias del Espacio Europeo de Educación Superior, lo que genera graves inconvenientes a la movilidad de las profesiones de la cultura. 



Para promover la igualdad de oportunidades y la defensa de los legítimos derechos del alumnado, la mejora de las enseñanzas, la implantación de estudios de postgrado propios, la promoción de la investigación, el fomento de la movilidad, y muy especialmente la convergencia con Europa y el mundo, reclamamos la incorporación inmediata de las enseñanzas artísticas superiores a la universidad pública. Instamos en consecuencia al Gobierno y al Ministerio de Educación a dar los pasos necesarios para tomar la senda anunciada en la Ley General de Educación de 1970 y acabar con equivalencias que solo provocan segregación. 

Queremos sentirnos, cincuenta años después y por fin, parte de Europa, ¡Universidad ya!

No hay comentarios: