un espazo para o estudo da conduta dramática / da pedagoxía teatral

teatro e educación, expresión dramática, expresión teatral, conduta dramática, xogo dramático, xogo de roles, pedagoxía teatral, pedagoxía do teatro..., puro teatro


martes, 28 de agosto de 2012

Another brick on the head, so Let's University



Let's University

MV García

Para quienes siguen hablando de equivalencias, y de que, como estamos, estamos bien y tan agustito, les recomiendo visiten la página de José Luis Miralles y se asomen a esa noticia que llega de Cataluña y que muestra como los títulos no son equivalentes a todos los efectos. Eso ya lo sabían los amigos y amigas de Conservación y Restauración, y lo iremos sabiendo todas y todos los demás a medida que las universidades vayan sacando graduados y graduadas en enseñanzas artísticas, solo que entones, ¿a quién les iremos a reclamar? Por eso, no lo dudes, súmate a la plataforma y firma por la adscripción e integración en la universidad. Que no te engañen, que no te cuenten cuentos... let's university right now!


domingo, 19 de agosto de 2012

Enseñanzas artísticas superiores en la Universidad



Enseñanzas artísticas superiores en la Universidad


Carta abierta al Ministro de Educación y a los Consejeros y Consejeras de Educación de las Comunidades Autónomas





Estimados señores/señoras:

Como sabrán la Plataforma por la Integración de la enseñanzas artística superiores en la Universidad ha generado una petición en change.org, en esta dirección


que en pleno mes de Agosto, y a día 19, ha conseguido reunir más de 3400 firmas.

Ante la situación creada por la sentencia del Tribunal Supremo que determina que las enseñanzas artísticas superiores recogidas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación no pueden conducir a la obtención de un título de Grado en…, sino de un título de Titulado Superior en…, caben varias opciones, que yo agruparía en tres grandes apartados.

1
En el primer apartado situaría aquellas propuestas que reclaman la creación de un espacio propio para las EEAASS fuera de la universidad. En este caso habría que realizar una sucinta modificación de la LOE, en línea con la propuesta del PSOE de junio de 2012, y donde dice “grado” escribir “título superior”. Pero ojo, porque después de la paz no viene la gloria. Les queda mucho trabajo por hacer, y trabajo legislativo. Entre otras cosas habría que resolver algunas cuestiones importantes:
  • Normativa específica para los centros, para que dejen de ser centros de secundaria a todos los efectos, lo que implica cambios importantes en la organización general y el funcionamiento de los mismos, que debiera ser similar al de una escuela superior universitaria.
  • Normativa que permita que varios centros se puedan agrupar en uno solo, para conformar institutos superiores de enseñanzas artísticas que sean mucho más que una unidad de gestión, supervisión e inspección de centros, como ocurre en la actualidad.
  • Normativa de cuerpos docentes de centros superiores de enseñanzas artísticas, y normativa en cuanto a su jornada laboral y remuneraciones.
  • Normativa para el desarrollo y reconocimiento de la carrera del personal docente e investigador de los centros superiores de enseñanzas artísticas.
  • Normativa para el reconocimiento de los centros superiores de enseñanzas artísticas como centros de investigación y para su integración en las Redes de centros de investigación.
  • Normativa para la creación de los primeros grupos de investigación en los centros superiores de enseñanzas artísticas y para la contratación de becarios de investigación, o de creación o conservación, en su caso.
  • Normativa para la movilidad del profesorado.
  • Normativa para que los centros puedan ofrecer estudios de posgrado en las dos fases previstas por la normativa vigente: máster y doctorado, de modo que pueda haber en España Doctorados en Enseñanzas Artísticas.
  • Normativa que reconozca los derechos del alumnado superior de enseñanzas artísticas en un modo equiparable al de sus compañeros y compañeras de universidad: becas, residencias, movilidad…
  • Normativa para que los centros puedan contar con personal de administración y servicios en función de sus necesidades reales. Así, por ejemplo en las escuelas de arte dramático, ¡en todas!, debiera haber responsables de biblioteca, técnicos de escena, tramoyistas…
  • Normativa para ajustar la jornada laboral y las remuneraciones del personal de administración y servicios de los centros a las nuevas responsabilidades y funciones derivadas del cambio de estatuto de los mismos.
  • Normativa para que los centros puedan contar con un financiamiento adecuado al tipo de enseñanzas que imparten, pues en estos momentos las presupuestos de los centros se elaboran con los criterios que se aplican a centros de secundaria.
  • Otras normativas de similar calado…

Evidentemente habrá quien señale que muchas de esas acciones debieran ser acometidas por las Comunidades Autónomas en el ejercicio de sus competencias, pero bien sabemos que en las Comunidades Autónomas nada se va a hacer en tanto el Ministerio no mueva ficha, dado que por medio está la modificación de varias leyes orgánicas y nadie desea mover ficha en la dirección contraria a la ficha del Ministerio, por las graves consecuencias de un movimiento en falso.

En todo caso, las modificaciones propuestas exigen una tramitación intensa que seguramente se podría resolver en dos o tres años, si bien habría que ver, como luego veremos, si los resultados que se van a obtener compensan el esfuerzo, pues los resultados, en buena lógica no debieran apuntar en otra dirección que la de la plena equiparación o equivalencia con la universidad.

2
La segunda opción pasa por la promulgación de una Ley Orgánica de Ordenación de las Enseñanzas Artísticas Superiores, que además de transformar las artísticas superiores en enseñanzas artísticas universitarias, habría de facilitar la creación de universidades de las artes en base a la agrupación de varios centros, si bien la cuestión básica a contestar es la de si compensa crear en Galicia una universidad de las artes para 970 alumnos y alumnas. También cabría la posibilidad de adscribir esas enseñanzas a los institutos superiores de enseñanzas artísticas, pero éstos habrían de sufrir una nueva reconversión para ser las universidades que en su día propuso el profesor Embid Irujo en su informe, y no simples unidades de gestión de centros como en la actualidad. Compensa un Instituto en Andalucía para 2000 alumos y alumnas y con la dispersión greográfica existente.

3
La tercera opción, las más fácil, sencilla y económica, en tiempo y dinero, pasa por la adscripción de las artísticas superiores a la universidad, la acreditación temporal de sus titulaciones actuales y la apertura de un plazo razonable para su integración plena en la universidad, de forma que los centros comiencen a operar paulatinamente con la normativa universitaria, la misma que habría que desarrollar si optamos por la opción número 1 y que las universidades ya han desarrollado.

Es por ello que, en defensa de los derechos de los alumnos y alumnas, de la legitimación y del reconocimiento de nuestras titulaciones, les solicito consideren la posibilidad de optar por una vía que soluciona el problema de inmediato y que además permite ir adecuando la integración en el período de adscripción, de forma que el resultado final satisfaga a las partes, y sobre todo redunde en la mejora substantiva de la oferta y de los servicios educativos de los centros.

Y es urgente que lo hagan para no generar en poco tiempo una duplicidad de titulaciones que a la larga hará que muchos centros superiores públicos tengan que cerrar sus puertas dada la imposibilidad de competir en igualdad de recursos y condiciones con las universidades también públicas. Algo que ya está ocurriendo en la confrontación entre el Título Superior en Conservación y Restauración y el Grado homónimo que imparten las universidades. Y ésta es la pregunta del millón:

¿En el supuesto de que usted tuviese un hijo que fuese a estudiar Conservación y Restauración, que centro le propondrían: una Facultad o un Centro Superior? 

La respuesta, en la inmensa mayoría de los casos, es obvia. La inmensa mayoría de los alumnos y alumnas, de los padres y madres, del personal de administración y servicios, e incluso una parte muy significativa del profesorado apuesta por la universidad. Otra cosa es que se les deje manifestarse en los órganos competentes. Véase sino el caso de Granada.

4
Por eso no podemos perder más tiempo. Urge una norma de rango estatal para que las comunidades autónomas puedan operar en función de su situación y circunstancias, pues nosotros no proponemos una única solución. Apostamos por la adscripción + integración en la universidad, pero respetamos otras vías y soluciones, siempre y cuando se respeten TODAS las vías y soluciones. Por eso les proponemos una norma para que los centros que así lo decidan se puedan adscribir e integrar en la universidad, a través de una norma similar a la que se dictó en su día para la integración de los antiguos Institutos Nacionales de Educación Física. Nada más, y nada menos. 

En sus manos está solucionar de raíz, para siempre, y a satisfacción de la mayoría, un problema que nos aleja de Europa y que nos impide aspirar a la excelencia en formación, investigación y creación.

Atentamente,

Manuel F. Vieites

PS.: Amigo lector y amiga lectora, si quieres grado, firma ya, y pásalo. Es urgente.

jueves, 9 de agosto de 2012

Grado en enseñanzas artísticas: arte dramático, danza, diseño, música, restauración…



SI QUIERES GRADO, FIRMA. A las 00:51 del 15/8/2012, somos 3.000 pero minuto a minuto, hora a hora, día a día, somos más, y muchos más seremos. SUMATE A LA CAMPAÑA Y CONSIGUE FIRMAS. SI QUIERES GRADO, ES FUNDAMENTAL. HAY UNIVERSIDADES QUE YA LO TIENEN 

Manuel F. Vieites


En esta breve nota volvemos a insistir en los argumentos que aconsejan apoyar a la Plataforma por la Integración de la enseñanzas artística superiores en la Universidad. Si estas decididamente a favor de ese proceso de adscripción e integración (uno después del otro), no te lo pienses, firma en:


Si tienes dudas, echa un vistazo a este trabajo y luego decide, libremente. Es un poco largo pero es importante dar cuenta de algunas cosas y sobre todo explicar nuestras razones y desmontar algunas medias verdades y tópicos.

En los próximos meses se decidirá nuestro futuro: Y hay dos opciones claras: (1) volver al pasado, dejar las cosas como están y cambiar “grado” por “título superior”, o (2) apostar por el futuro e iniciar el camino de la universidad, espacio en el que se ubican nuestras enseñanzas en la inmensa mayoría de los países del mundo, también en Europa, sin menoscabo de las mismas. Está en nuestra mano apostar por el futuro: graduados o degradados. Si somos equivalentes a lo universitario, si incluso tenemos que competir con la universidad, ¿por qué no ser universidad a todos los efectos?

LA HISTORIA Y SUS ACTORES

Como sabemos la sentencia del Tribunal Supremo dejó a los títulos de las enseñanzas artísticas superiores sin la condición de grado, por lo que vuelven a ser títulos superiores, a diferencia de los que ya se ofrecen en las universidades que han decidido aprovechar la ocasión para presentar su propia oferta, con la que los centros tendrán que competir, pero en inferioridad de condiciones, y no hay más que ver los problemas que tienen los centros para tomar conciencia de que siguen y seguirán siendo centros de secundaria, con todo lo que implica a nivel de derechos del alumnado, del profesorado, de becas, de movilidad... Pero esto no lo decimos nosotros. Lo dice el Ministerio cuando en su propuesta de reforma de la LOE apuesta por dejar las artísticas superiores como están. Al final del documento que propone el Partido Popular se señala que las enseñanzas artísticas no se modifican.

Una cuestión muy importante que conocen bien los titulados en Conservación y Restauración. En muchas convocatorias de bolsas y de puestos de trabajo no valoran de igual forma el título que ofrecen las universidades que el que ofrecen las escuelas. La discriminación negativa ya está ahí, y aumentará cuando en las universidades se asuman nuevas enseñanzas. En esa dirección, son muy oportunas las propuestas de Fernando Carrera Ramírez, en su blog.

¿Cómo es posible que un partido como el PP que en su día, elecciones del 2008, apostaba en su programa por integrar las artísticas superiores en la Universidad (“Posibilitaremos la incorporación de las enseñanzas artísticas superiores a la universidad, de acuerdo con el marco del Espacio Europeo de Enseñanza Superior”), ahora opine lo contrario? ¿Ha tenido algo que ver la presión de algunos sectores? Está claro que sí, y sabemos quienes son.

LAS ASOCIACIONES NO NOS REPRESENTAN NI DEFIENDEN NUESTROS DERECHOS

Somos conscientes de la presiones de dos asociaciones ante el Ministerio para que nada cambie, o al menos eso es lo que se deduce de nuestros contactos en el Ministerio y de las opiniones que allí se formulan, cuando se afirma que “la mayoría de los centros no está por la universidad”. De un lado, la Confederación de Escuelas de Artes Plásticas y Diseño, y del otro la Asociación Española de Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas. En este último caso, además incumpliendo la resolución aprobada en Asamblea en marzo de 2012, pues en el Manifiesto emitido se afirmaba que la autonomía de los centros debiera establecerse de la “forma más idónea” sin apostar por ninguna de las consideradas: una nueva Ley, adscripción y/o integración en la universidad, universidad de las artes… En buena lógica, una Asociación que no ha solicitado de sus asociados un pronunciamiento formal no debiera pronunciarse y nos tememos que sí lo está haciendo, o eso es lo que dicen en el Ministerio, e incluso lo que dicen antiguos cargos del Ministerio, contrarios a la universidad.

Cuando se hace pública la Sentencia del Supremo, la revista 12notas pone en marcha una encuesta con una pregunta: ¿Deben las enseñanzas artísticas superiores integrarse en el sistema universitario?, y la respuesta es mayoritariamente favorable a esa integración, como lo ha sido allí donde las comunidades educativas en su conjunto, y sin amenazas ni de las direcciones de los centros ni de la inspección educativa, se ha podido manifestar, pues el alumnado está mayoritariamente a favor de la universidad. ¿Por qué no se favorece la libre expresión de los afectados?

UN SECTOR MINORITARIO DEL PSOE NO NOS REPRESENTA NI DEFIENDE NUESTROS DERECHOS

Sin embargo comprobamos que buena parte de las personas implicadas en el despropósito del grado insisten en el despropósito. Así, algunas personas han movido los hilos en el PSOE y el Partido Socialista desarrolla una proposición de ley en esa dirección, para hacer simple modificación de la LOE para cambiar “grado” por “título superior” en el articulado, creyendo que así se defienden los intereses de los afectados. Nos consta que las presiones de destacados militantes del PSOE y del PSC para que eso sea así son notables, al punto de que en la cúpula del PSOE no se quiere oír hablar del tema. Con todo en el PSOE hay muy buena gente que está con nosotros y que lucha por hacer oír su voz para atender una petición que saben justa y necesaria. Por eso es importante pedirles a los compañeros y compañeras del PSOE que nos representen, y que dejen a un lado esas voces del pasado que sólo buscan intereses personales.

NO NOS REPRESENTAN

Evidentemente ni unos ni otros representan a la inmensa mayoría, que apuesta por la universidad. Insistimos: allí donde los sectores implicados se han manifestado con plena libertad, la opción de la universidad ha sido la elegida por abrumadora mayoría. Ese es el caso de Galicia, donde los centros han constituido una Plataforma con la integración de todos los agentes sociales.

Esas mismas personas que defienden que todo siga igual, es decir, que el problema se resuelva cambiando “grado” por “título superior” y que lo justifican diciendo que “al final es lo mismo”, también proponen que desde el Ministerio se vayan acometiendo normativas que mejoren la situación de los centros. Lo que ocurre es que parece que quieren tomar el camino más lento, porque la simple adscripción a la universidad permitiría que, como quiere la LOU, los centros se rigiesen por la normativa universitaria de inmediato y pudiesen disfrutar de los recursos y servicios de la universidad al instante. Incluso hay personas que insisten en esa vía después de haber estado ocho años, y más anteriormente, en puestos de responsabilidad en el Ministerio, y de no haber hecho prácticamente nada, ni siquiera ese Decreto de especialidades docentes por la que espera el profesorado desde hace tanto.

MIEDOS ATÁVICOS Y OTRAS COSAS

Quienes se oponen a la universidad se han quedado sin argumentos. En los diversos estudios realizados para unas Jornadas celebradas en Valencia en junio de 2012, se constataban con meridiana claridad dos cosas: (1) las ventajas de la integración universitaria superan con creces a las desventajas, y (2) en la mayoría de los países europeos las artísticas superiores están en la universidad. No estaría de más que se hiciesen públicos esos documentos para comprobar nuestro aserto. Evidentemente la opción óptima sería promulgar una Ley Orgánica de Enseñanzas Artísticas Superiores, pero ni las circunstancias actuales ni los tiempos lo aconsejan. Se pudo hacer en el pasado y quienes ahora la invocan antes se oponían.     

Creo sinceramente que perviven miedos atávicos que justamente en muchos centros desmienten aquellos alumnos que ya han cursado estudios universitarios y saben de las ventajas de la propuesta. Y también puede haber otros miedos, y otras cosas… En cualquier caso, me remito a la experiencia de los Institutos Nacionales de Educación Física para mostrar que esos miedos atávicos ni se justifican ni se sostienen, aunque hay INEFs, como el de Cataluña, que no están plenamente integrados en la universidad, con lo que no pueden disfrutar de todas sus ventajas, y es que hay quien quiere descubrir el Mediterráneo navegando por el Pacífico. El INEF de Madrid pertenece a la Universidad Politécnica y ofrece un programa propio de doctorado, en tanto el INEF de Cataluña depende de la Generalitat y ofrece un doctorado de la Universidad de Barcelona, en el que colabora (el mundo ni empieza ni termina en Québec). La entrada en la universidad mejorará sensiblemente nuestras enseñanzas, y así ocurre en Colombia, en Brasil, en Argentina, en México….

NUESTRA PROPUESTA

Es conocida y no supone como se afirma un entreguismo absoluto a la Universidad. Proponemos un proceso similar al que han vivido los Institutos Nacionales de Educación Física, lo que implica un proceso de adscripción de cinco años para después realizar la integración. Un proceso de adscripción que permitiría adecuar las estructuras de los centros a la norma universitaria y que permitiría en breve una modificación substantiva de las posibilidades de los centros, pues como se afirmó en su día. Así:

Los estudios serían de grado y postgrado (máster y doctorado espeífico), y en estos momentos se podría solicitar una acreditación provisional para los títulos ya implantados.

Los centros:

Podrían ofrecer estudios de doctorado y títulos de doctor específicos, que hoy no existen.

Pasarían a ser escuelas superiores universitarias (como las de ingeniería, arquitectura…), e incluso podrían generar interesantes propuestas de agrupación como una Escuela Superior de Música y Artes Escénicas o una Escuela Superior de Enseñanzas Artísticas.

Contarían con los equipamientos e infraestructuras necesarias para el pleno desarrollo de los procesos de enseñanza, aprendizaje e investigación derivados del EEES y del Espacio Europeo de Investigación.

Tendrían un cuadro de personal de administración y servicios suficiente y adecuado a sus necesidades.

Contarían con dotaciones en áreas tan importantes como Bibliotecas o Archivos, y con personal específico para su gestión, junto al acceso a bases de datos internacionales, como la que acabo de consultar hace un momento y que me permite tener en línea más de 50 revistas de todo el mundo.

Contarían con el Sistema de Garantía Interna de la Calidad de la propia universidad, para el futuro proceso de acreditación y verificación de titulaciones.

Contarían con la Oficina Erasmus de su universidad y servicios de promoción de empleo de su universidad.

El alumnado tendría los mismos derechos que sus homónimos universitarios: 

Podría cursar estudios de Grado y Posgrado (Máster y Doctorado)

Disfrutaría de becas, residencias, ayudas, bolsas y otros... 

Podría vincularse con equipos de investigación como posgraduados dada la existencia de tales equipos y dada la existencia de fondos de esos equipos, o de ayudas específicas para crearlos.

Podría participar en programas de Investigación, Innovación y Creación (Restauración, Conservación), vinculados con la actividad artística de referencia

Vería favorecido sus posibilidades de  participar en programas de movilidad para pregraduados y posgraduados.

El profesorado también mejoraría sensiblemente su situación:

Podría integrarse en los cuerpos docentes universitarios, con lo que se evitarían complicadas adecuaciones de las normativas existentes. Ello además permitiría un mayor abanico de contrataciones. 

Podría permanecer en su cuerpo de procedencia en una plaza a extinguir con su jubilación, sin pérdida de derechos.

Podría desarrollar proyectos de investigación o creación dado que su centro formaría parte de la red de instituciones investigadoras, lo que le permitiría participar en las convocatorias para equipos de investigación de carácter autonómico, estatal o internacional.

Vería reconocida su trayectoria investigadora, y las oportunas compensaciones por esa labor. También contaría con recursos de investigación.

Tendría recursos y equipamientos necesarios para desarrollar las tareas derivadas de la aplicación del crédito ECTS, algo tan sencillo como espacios en el que recibir al alumnado.

La movilidad del profesorado se vería favorecida al contar con recursos para afrontar estancias en el extranjero, estancias que sí contempla la administración educativa universitaria. Pero también con una normativa laboral que permite acumular docencia en un semestre para investigar en otro en estancias de formación y/o investigación en el exterior.

La integración en la universidad implica:  

Renunciar a estructuras redundantes, a entes administrativos o académicos superfluos e inservibles vista la función que cumplen, lo que supone un considerable ahorro de recursos que se podrían dedicar a otros menesteres. Es importante insistir en la idea de una manifiesta optimización de recursos.

No perder tiempo y recursos en la elaboración de normativas nuevas que a veces tienen un encaje difícil en la legislación actual. Los centros superiores adscritos pasarían a regirse, tal y como establece la Ley Orgánica de Universidades en su revisión de 2004, por la normativa universitaria, incluida la dedicación docente del profesorado.

La plena equiparación de enseñanzas, centros, profesorado y alumnado por la vía más rápida, cómoda y fácil, sin que se lesionen derechos. Antes bien, se potencian de forma considerable.

La incorporación de los centros a una estructura académica y administrativa mucho más preparada en el proceso de convergencia en el EEES.

¿Inconvenientes? ¿Problemas? Puede haberlos, pueden aparecer, pero no debemos olvidar que cuando planteamos un proceso de adscripción lo hacemos precisamente para hacer frente a todas las casuísticas no previstas. Así se hizo con los INEFs, ahora Facultades, y el resultado está a la vista de todos y de todas, de quienes lo quieran ver. La situación actual de los Institutos Nacionales de Educación Física es la mejor muestra de que también en la universidad se puede crear un “ecosistema” específico favorable a nuestras enseñanzas y potenciador de las mismas.

Si después de lo leído apoyas nuestras razones, firma; si disientes, todo nuestro respeto. 

Gracias, en cualquier caso.

jueves, 2 de agosto de 2012

Let's University / CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS


CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS POR LA ADSCRIPCIÓN Y LA INTEGRACIÓN EN LA UNIVERSIDAD DE LAS ENSEÑANZAS ARTÍSTICAS SUPERIORES

ESTO ES IMPARABLE, NO DEJES DE FIRMAR


Amigas y amigos:

Esta es una misiva larga, pero muy IMPORTANTE. Por favor seguid hasta el final.

A finales del mes de julio una delegación de la Plataforma por la integración de las enseñanzas artísticas superiores en la universidad, mantuvo una entrevista con el Ministerio de Educación que resultó muy positiva. Un resumen de lo tratado en esa reunión se puede ver en la página web de la Plataforma en la sección contactos con el Ministerio.


En esa página también hay otros “blogs amigos” que se van reactivar a lo largo de este mes de agosto. En ellos hay documentación suficiente que explica la causa del problema y las soluciones posibles.

Parece que el Ministerio está por la labor de integrarnos en la universidad, pero la presión de algunas personas de la Junta Directiva de ACESEA (Asociación de directores/as centros) está siendo muy fuorte. Por eso, la Plataforma hará valer su peso y en eso estamos.

Trasladamos al Ministerio la posibilidad de que se arbitren medidas especiales por enseñanzas, por comunidades autónomas, o por centros, pero la Junta Directiva de ACESEA mantiene su negativa a cualquier mención de la universidad, a pesar de que en su Encuentro de Valencia decían lo contrario, y a pesar de que en ningún momento la Asamblea de ACESEA tomó una decisión. Yo como director de un centro no voté ni fui convocado para votar. ACESEA no representa a los centros sino a directores/as que no quieren oír hablar de universidades. ACESEA tampoco representa a las comunidades educativas pues en muchos casos ni se ha consultado a los claustros ni a los consejos escolares. Aunque hay directores que apoyando la propuesta de la Junta Directiva no han dudado en entrevistarse con rectores, por si acaso.

En este mes de agosto vamos a preparar una estrategia de trabajo que nos permita lograr ese objetivo de que para el curso escolar 2013-2014 estemos adscritos a la universidad, y para que nuestras titulaciones tengan un reconocimiento de la ANECA de forma inmediata, a través de una acreditación transitoria de los actuales planes de estudio.

Con la finalidad de ir avanzando en esa visibilidad, la Plataforma puso en marcha una campaña de recogida de firmas de forma electrónica, para que se visualice el número de personas que pedimos la entrada en la Universidad, según las Bases para tal entrada, que se pueden consultar en la sección correspondiente de la página:


Para firmar hay que ir a:


Se tarta de recoger el máximo número de firmas en toda España, por lo que se ruega se difunda esta comunicación por todos los medios disponibles, entre todo tipo de personas, desde estudiantes, padres, madres, hermanos, amigos, profesionales...., y que también se deje un comentario de las razones por las que firmamos.

Si estás de acuerdo con los objetivos de la Plataforma, no dejes de firmar y difunde cuanto puedas esta petición.
Nunca la vistoria estuvo más cerca. Ganaremos, y para eso hay que firmar!!!!